WOW !! MUCH LOVE ! SO WORLD PEACE !
Fond bitcoin pour l'amélioration du site: 1memzGeKS7CB3ECNkzSn2qHwxU6NZoJ8o
  Dogecoin (tips/pourboires): DCLoo9Dd4qECqpMLurdgGnaoqbftj16Nvp


Home | Publier un mémoire | Une page au hasard

 > 

La evolucion del marketing


par Jean VALERO
Universidad Rey Juan Carlos / BEM - License 2008
  

précédent sommaire suivant

4) CGC y Prosumer

 

Para designar este Web producido por y para los individuos, Dan Gillmor de O' Reilly Media habla de « we the media » y estudia el periodismo "ciudadano", Pete Blackshaw de Nielsen BuzzMetrics habla de « consumer generated media » en general. Comenzamos a interesarnos por lo que producen los internautas. Evidentemente, las contribuciones son de una calidad y de una notoriedad desiguales, a menudo hechas para un uso privado (en el seno del círculo de amigos o de la familia), pero pueden también ser el fruto « de aficionados profesionales », de diletantes que pueden eventualmente amonedar sus creaciones, de especialistas que recogen una audiencia fuerte, o agregarse sobre plataformas que desmultiplica el alcance (youtube, wikipedia). Internet descubrió, sino permitió, la existencia de prosumers "palabras que revelan la borradura de las fronteras entre productor y consumidor, entre profesional y aficionado, y el advenimiento de un individuo todo terreno y todo poderoso. Es por eso que la " personalidad del año » consagrada por la revista Time en 2006 es "you", el individuo que controla la edad de la información y recrea el mundo de Web a su imagen. El artículo es una oda al Web 2.0, "experiencia social de masa " que esboza un mundo que no pertenece solamente más a los " grandes hombres ", pero a todo ciudadano.

5) La otra cara del consumidor 2.0

Es allí el último salto necesario para el advenimiento de la participación y de la colaboración. En lo sucesivo poderoso y capaz, le queda al consumidor ser comprendido como un recurso, un aliado, un compañero. Es por otra parte todo lo que reclama según algunos. El informe de Trendwatching sobre el «customer made» explica así que estos nuevos consumidores completamente están dispuestos a dar su tiempo y su energía a una empresa que no les emplea. El autor hace también ver que a la gente « le gustan ser vistos, exhibir sus talentos creativos y sus ideas » (" status "), que un producto en el cual el consumidor ha sido implicado « garantiza bienes, servicios y experiencias a la medida » ("bespoke lifestyle»), que no se puede resistir al cebo de una buena recompensa para haber ayudado a una compañía que desarrolla " The Next Big Thing" (« cold hard cash »), que una contribución brillante puede ser un vector de empleo, y que se agarra simplemente « del placer y de la satisfacción » creando, sobre todo para marcas que le gusta ("fun and involvement»). Evoca también la " generación C », creativa, con un acceso que crece a la informática, y los millones de « lead users, early adopters, business men brillantes que mueren de envidia de darle un poco de su cerebro » cuya suma constituiría el « global brain », un cerebro planetario en el cual solo hay que a cavar. Es sin duda en ellos en quienes también piensa Pete Blackshaw cuando describe a los consumidores-medias como seres sensibles a la " gratificación emocional de ser oído, de ser el primero, y de tener un impacto tangible sobre el comportamiento de otro ».

Sobre otro tono, el profesional de marketing Chris Carfi escribe en su "Social Customer Manifesto" que reafirma en 11 puntos lo que reclama y lo que niega el "yo" consumidor: « I want to help shape things that I'll find useful; I want to tell you when you're screwing up. Conversely, I'm happy to tell you the things that you are doing well. I may even tell you what your competitors are doing; I want to know what's next. We're in partnership...where should we go? » (ejemplo de traduccion en internet)

précédent sommaire suivant