WOW !! MUCH LOVE ! SO WORLD PEACE !
Fond bitcoin pour l'amélioration du site: 1memzGeKS7CB3ECNkzSn2qHwxU6NZoJ8o
  Dogecoin (tips/pourboires): DCLoo9Dd4qECqpMLurdgGnaoqbftj16Nvp


Home | Publier un mémoire | Une page au hasard

 > 

La evolucion del marketing


par Jean VALERO
Universidad Rey Juan Carlos / BEM - License 2008
  

précédent sommaire suivant

C) Mañana, mi i-Ciudad

Móvil, reactiva, participativa, la ciudad de mañana tiene todos los rasgos característicos del Web 2.0. Una filiación asumida que podría modificar bien duraderamente nuestros comportamientos urbanos.

A priori el lazo no es flagrante. Sin embargo el destino de las nuevas tecnologías y el de la ciudad parecen atados. Terreno de experimentación, el Web parece ser ahora demasiado pequeño para NTIC comedoras de espacios. Para Bruno Marzloff, sociólogo, esto cae bien porque la ciudad también está en mudanza total. « El marco urbano se extiende sin cesar, nuestros ritmos se desincronizan, progresivamente dejamos el molde de los ritmos colectivos y recurrentes.

Actores tradicionales preparados para no fallar el inicio.

Desde hace 18 meses, actores tradicionales y especialistas de las nuevas tecnologías colaboran, bajo la égida de la Fing (Federación Internet nueva generación), al desarrollo de proyectos pluridisciplinarios para la ciudad de mañana. Asociando al proyecto « Ciudades 2.0", empresas que edificaron su éxito el marco urbano tradicional, como JCDecaux, Orange o Alcatel-Lucent, parecen determinadas a no fallar la curva. Para concretar esta nueva visión, numerosos proyectos están en gestación.

Y si la tecnología nos acercaba?

Imagine a Metroscope, un periscopio que reconstituiría en los metros un poco actividad de lo de arriba. Imagine a Cíclope, el primer GPS para Velib' que proyectaría el camino que directamente hay que seguir sobre la calzada. Imagine a Ema, el primer lector mp3 participativo con quien se compartiría la música de su vecino el tiempo de un encuentro. Imagine a Homepage, que transformaría cada ventana y cada pared de edificio en portal personal consultable por todo el mundo desde la calle. En el momento de un workshop común de varias escuelas de ingenieros, estudiantes presentaron estos proyectos. Utilizando a la vez los códigos de la ciudad tradicional y los de Web 2.0, esta generación de digital natives cambia las reglas del juego, matizan nuestras certezas. Pensábamos que cada vez más la tecnología nos alejaría unos de otros y es lo inverso que pasa.

Stéphane Cobo, responsable del programa de búsqueda sobre el metro del siglo 21 para el RATP, lo confirma: « lo que tomamos de Web 2.0 son más que tecnologías, son las evoluciones de la sociedad y de la económicas que van con. » « Sabemos que los utilizadores son poseedores de una información preciosa y complementaria de la de los agentes, a menudo muy precisa. Es una verdadera riqueza. La era del reparto de información, la de Wikipedia, nos invita a hacer beneficiar de eso al número más grande de personas posible »

La ciudad 2.0 pues es flexible, duradera pero es también intrusiva, pervasiva en lenguaje Internet. Una ciudad-tecnología omnipresente que alimenta todos los fantasmas Si podemos hoy escapar de la red apagando sus "terminales" electrónicos, podremos mañana cortarnos tan fácilmente de una red presente a cada paso?

1)Workshop ciudades 2.0>> proyecto METROSCOPE

Presentación del proyecto Métroscope por Daniel Monello, Jean-Marc Bullet, Louis Eric Maucout y Axel Morales.

Todo comienza con una palabra, una TAG que cogemos con su móvil. Una captura virtual, una trampa a información, de un gesto simple y rápido absorbemos el dato. La perspectiva tipográfica invirtiendo el techo, provoca la levanta de la mirada, interroga lo que pasa arriba, haciendo del coche un metro a cielo abierto.

 

De todo los spots existente en la ciudad de París (los buenos planes, los lugares insólitos, los acontecimientos espontáneos, etc.) cuáles difundir? Es allá dónde el sistema se vuelve interesante. Primero, únicamente los datos que conciernen a los lugares atravesados son retenidas. Luego, solo las correspondiente al POI (preferencias) de los viajeros son difundidos. Así el metro se hace el reflejo de lo que atraviesa y de aquellos a los que transporta. Pero todo el interés reside en el hecho que jamás se sepa al quien esta destinada cada TAG. Puede ser el reflejo de las elecciones de la banda de jóvenes levantados en medio del coche, los gustos del hombre sentado de asunto en frente, la opinión de la joven mujer conectada sobre su walkman Mp3 o las envidias del viejo hombre que observa pasivamente Métroscope. Todas estas diferentes personalidades se ponen, durante un instante, en común con el fin de constituir un paisaje numérico colectivo de los lugares atravesados.

Nada impide pues a un viajero apropiarse un TAG de otro y de descubrir una nueva dimensión de la ciudad. Esta perspectiva de palabra, este patchwork de mirada, existe por y para los viajeros.

Una vez absorbido, el mensaje toma todo su sentido: el móvil muestra el periscopio hasta la superficie para precisar un detalle o un buen plano, para proponer una actividad a una hora precisa o un acontecimiento espontáneo, en la esquina de una calle que se atraviesa cada día, pero algunos metros abajo...

La ambición del servicio está en primer lugar permitirles a los viajeros impregnarse de lugares atravesados en metro. El objetivo es luego animar una forma de microturismo: cada «post» hace descubrirles una parte de "su" ciudad, es decir su propia mirada sobre la ciudad, a los viajeros del metro que pasan bajo su "zona". El cambio se hace pues entre los viajeros pero también entre estos últimos y los que dejan un «post». El cruzamiento de las miradas enriquece las diferentes facetas de la ciudad y sus interpretaciones. Después de esta primera aproximación de la plataforma Métroscope tal como esta entregada a los viajeros viene la segunda fase: la apropiación. Crear TAGS colectivas y secretos para la mayoría pero claros para los iniciados, difundir Live-Post filmando en directo acontecimientos insólitos sobre las zonas atravesadas, imaginar un juego de papel que se apoya en la colecta de informaciones precisas localizadas en el tiempo y en el espacio ... Las posibilidades de desvío son múltiples y es la maleabilidad del servicio que dará seguramente un segundo soplo, más personal porque además de poner en común el saber, la inteligencia colectiva permite poner en común las ideas, los usos.

précédent sommaire suivant